A la caza del trabajador que consuma drogas

1

En los últimos años, se ha reducido sustancialmente los ratios de conductores bajo los efectos del alcohol. Una noticia positiva que se contrarresta con otra: la mayor probabilidad de conducción tras el consumo de drogas. Según la DGT, el 20% de los conductores controlados da positivo en drogas frente al 5% en alcohol. El informe DRUID de 2011 explica este fenómeno así: «a diferencia del alcohol, en España no ha habido política disuasoria en las drogas de abuso en conducción».

alphaship

La empresa AlphaSIP, con sede en Zaragoza, ha ideado un nuevo dispositivo portátil, con la colaboración de la Policía Municipal de Madrid, para ayudar a la vigilancia vial. DrugSIP detecta hasta seis tipos de drogas a partir de una muestra de saliva en tan sólo seis minutos. El sistema ya se está validando con fuerzas y cuerpos de seguridad como la Policía Nacional, la Guardia Civil, la Policía local y el Ejército español.

AlphaSIP nació en 2008 de la iniciativa de los doctores Brent M. Segal y Miguel Roncalés para combinar tecnología española y norteamerica. La empresa partió con 120 patentes licenciadas de la ‘spin-off’ de Harvard Nantero. Desde entonces ha sumado dos patentes en el mercado nacional y tiene otras cinco en preparación. Su equipo combina sus conocimientos en microlectrónica, microfluídica y bioquímica para el desarrollo de tests de diagnóstico rápido, aptos para ser utilizados en el punto de atención al usuario.

Tras el éxito de su primer producto, CocaChip, que usa la propia Dirección General de Tráfico, llega ahora su última innovación. DrugSIP es un detector de drogas en saliva que aporta indicios de consumo. Puede detectar hasta seis tipologías de drogas (cocaína, marihuana, opiáceos, anfetaminas, metanfetaminas y fenciclidina o ‘polvo de ángel’). Todo ello en tan sólo seis minutos.
La tecnología se basa en dos claves, tal y como explica el director general de AlphaSIP, Alberto Gascón. La primera, la tira de flujo lateral. Esta tecnología, que es la que utilizan dispositivos como los test de embarazo, permite «detectar un anticuerpo en la sustancia». Este sistema es capaz de dar con el THC (el principal constituyente de la marihuana), un principio «muy difícil de detectar». La segunda gran ventaja es que el lector del sistema permite «automatizar» el análisis de la muestra. «Se trata de una secuencia que se debe hacer bajo un procedimiento muy escrupuloso», comenta Gascón. DrugSIP facilita esta tarea al agente de tráfico, realizando el procesado y análisis de forma automática. La máquina incluso puede imprimir los resultados.

Además del control de carreteras, AlphaSIP quiere orientar este producto al ámbito de la prevención de accidentes laborales. En España, según la empresa, el ‘cannabis’ es la sustancia psicoactiva ilegal más consumida en el trabajo (el 27% en los últimos 30 días). En este sentido, la compañía ya está en conversaciones con asociaciones empresariales de Uruguay, donde la legislación permite el consumo de drogas, para controlar a los trabajadores. También en Estados Unidos, donde en algunos estados este tipo de test es obligatorio hasta por la legislación, o en Rusia, donde participan en un concurso público. El objetivo es que en 2015, DrugSIP alcance un total de cinco millones de ciudadanos bajo se arco de seguridad.

Fuente: El Mundo

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.